Ercilio Vento, no es bueno que la mujer esté sola …

17Oct09

… aunque sea una momia.

Este delicado relato me hace recordar aquella película protagonizada por José Luis López Vázquez,  “No es bueno que el hombre esté solo”.

Esto es lo que algunos medios nos hacen creer sobre el doctor, antropólogo, y paleontólogo, Ercilio Vento Canosa, quién le dio cobijo durante 20 años, con la finalidad de dotarle un lugar en la memoria histórica de Matanzas (La Habana).

El Dr. Ercilio Vento nos revela que Josefa Petronila Margarita Ponce de León Heredero (Guanabacoa 1815 – La Habana 1872) fue hija de nobles españoles. Su padre de Algeciras y familiar de altos mandos de la Real Armada, y uno de sus hermanastros, Juan Bautista, secretario y abogado de Isabel II. Al casarse con Francisco Andux, abandonó Matanzas y se trasladó a La Habana, lugar dónde pasó el resto de su vida. Fue embalsamada siguiendo la moda entre los pudientes habaneros de la época.

Lo extraordinario de este relato es que lograra vencer los infortunios del paso del tiempo. Al parecer los tratamientos de embalsamación eran poco duraderos, sin embargo el plan del traslado del cadáver desde la capital cubana a su ciudad de su juventud, empujó a su momificador a añadir bicloruro de mercurio. El catedrático Antonio Cano arriesgó así su vida al utilizar este producto prohibido, por ser venenoso.

Josefa, cuya vida cuentan fue desdichada, ahora y desde el 2005, está siempre acompañada por visitantes del museo Palacio de Junco (Matanzas).

momia
ercilioventocanosa

Revista Digital Granma – Publicaciones de Ercilio Vento

Anuncios


A %d blogueros les gusta esto: