… aunque sea una momia.

Este delicado relato me hace recordar aquella película protagonizada por José Luis López Vázquez,  “No es bueno que el hombre esté solo”.

Esto es lo que algunos medios nos hacen creer sobre el doctor, antropólogo, y paleontólogo, Ercilio Vento Canosa, quién le dio cobijo durante 20 años, con la finalidad de dotarle un lugar en la memoria histórica de Matanzas (La Habana).

El Dr. Ercilio Vento nos revela que Josefa Petronila Margarita Ponce de León Heredero (Guanabacoa 1815 – La Habana 1872) fue hija de nobles españoles. Su padre de Algeciras y familiar de altos mandos de la Real Armada, y uno de sus hermanastros, Juan Bautista, secretario y abogado de Isabel II. Al casarse con Francisco Andux, abandonó Matanzas y se trasladó a La Habana, lugar dónde pasó el resto de su vida. Fue embalsamada siguiendo la moda entre los pudientes habaneros de la época.

Lo extraordinario de este relato es que lograra vencer los infortunios del paso del tiempo. Al parecer los tratamientos de embalsamación eran poco duraderos, sin embargo el plan del traslado del cadáver desde la capital cubana a su ciudad de su juventud, empujó a su momificador a añadir bicloruro de mercurio. El catedrático Antonio Cano arriesgó así su vida al utilizar este producto prohibido, por ser venenoso.

Josefa, cuya vida cuentan fue desdichada, ahora y desde el 2005, está siempre acompañada por visitantes del museo Palacio de Junco (Matanzas).

momia
ercilioventocanosa

Revista Digital Granma – Publicaciones de Ercilio Vento


El Narciso Negro, (1947), Michael Powell
The Ladykillers, (1955), A. Mackendrick
Ascensor para el cadalso, (1957), Louis Malle
Les veux sans visage (1960), Georges Franju
Vivre sa vie (1962), Jean-Luc Godard
El Desierto Rojo, (1964), M. Antonioni
Juguetes rotos (1966), Manuel Summers
Urtain, el rey de la selva … o así (1969), Manuel Summers
Muerte en Venecia, (1971), Visconti
Zardoz, (1974) John Boorman
Mañana me levantaré y me escaldaré con té (Zitra vstanu a oparim se cajem) (1977), Jindrich Polák
Patrick (1978), Richard Franklin
Stalker (1979), Andrei Tarkovsky
Silkwood (1983), Mike Nichols
Antonio Gaudí (1984), Hiroshi Teshigahara
Kárhozat (1988), Béla Tarr
Cannibal Tours (1988), Dennis O’Rourke
Leningrad Cowboys Go America (1989), Aki Kaurismaki
La chica de la fábrica de cerillas (1990), Aki Kaurismaki
El cuento de la doncella (1990), Volker Schlöndorff
Alas de mariposa (1991), Juanma Bajo Ulloa
La vie de bohème (1992), Aki Kaurismaki
Don Quijote, (1992) Orson Welles
Irma Vep (1996), Olivier Assayas
S1m0ne (2002), Andrew Niccol
Saraband, (2003), Ingmar Bergman
Innocence (2004), Lucile Hadzihalilovic
The village (2004), M. Night Shyamalan
Defonaenfosa (Odgrobadogroba) (2005), Jan Cvitkovič
Manufactured Landscapes (2006), Jennifer Baichwal, fotografía: Edward Burtynsky
El director de todo esto (Direktøren for det hele) (2006), Lars von Trier
La soledad, (2007), Jaime Rosales


Redescubriendo

27Jun09

 

 

Do not seek the old in the new, but find something new in the old

Deep Time of the Media, 2006, Siegfried Zielinski, media archeologist

 

 


Little prince, 1974. Stanley Donney

El familiar baile de la serpiente protagonizado por el coreógrafo Bob Fosse.


Exit?

18Jun09

Exit


Costa Azahar, Agosto 2007



aubrey_beardsley_salome1


Autores:
Mark RydenMarion Peck


Buenas fiestas y próspero año 2009 = Buenas acción de recrearse , diversión y entretenimiento en que se pasa el rato, solaz o expansivo sentimiento grato y vivo que suele manifestarse con signos exteriores, viva alegría, y especialmente la que se manifiesta con signos exteriores, y próspero transcurso de tiempo entre dos sucesos de parte de esta secuencia, que incluye toda la acción y efecto de durar doce cada una de las doce  porciones indeterminadas de un todo, en que se divide el período de doce meses, a contar desde el día 1 de enero hasta el 31 de diciembre, ambos inclusive, a contar desde la parte de esta secuencia, que el planeta que habitamos emplea en dar un movimiento alrededor de un punto, o girando sobre sí misma, hasta invertir su posición primera, o hasta recobrarla de nuevo, alrededor de su barra, varilla o pieza similar que atraviesa un cuerpo giratorio y le sirve de sostén en el movimiento, 1 de la primera parte de las doce partes en que se divide el año del período de doce meses, a contar desde el día 1 de enero hasta el 31 de diciembre, ambos inclusive, hasta el 31 de la duodécima parte de las doce partes en que se divide el año,  del período de doce meses, a contar desde el día 1 de enero hasta el 31 de diciembre, ambos inclusive, ambos inclusive, 2009.

Palabras clave:
OULIPORaymond Queneau


datamatrix


WebMySpaceRotor

Influencias: Einstürzende Neubauten, Throbbing Gristle, Karlheinz Stockhausen, György Ligeti, Kraftwerk, DAF, …




Coming into

09Abr08

While she is opening the door, a sound begins grewing. Naturally, she knows perfectly well what it is.

First of all, after coming into the house, she throws the key on her soft sofa and then, although the lights are off, she walks with confidence, because she’s used to doing it. After at least seven steps, she gets there immediately she stops in front of it, and she stretches her arm to pull the door. Suddenly a cold ray of light paints her face in white. The more she repeats this freezing experience, the more she enjoys it. Her fridge is her mind and body temple. While the ice is melting because of the temperature contrast, she seems to be thinking, for instance, about the dying polar bears in the melting North Pole, or about the emptiness of her fridge, or moreover she seems to enjoy the black noise of her fridge while the white cold is coming into, into her nose.


Para reflexionar acerca del aquí y ahora. ¿Puedes asegurar que tus gestos, tus acciones son reales? ¿Cómo distingues la vigilia de los sueños? ¿Acaso los sueños conforman nuestra realidad en tanto que pensamientos? ¿Son nuestros pensamientos y nuestras cirscunstancias las que nos definen como ser? ¿Encontramos sentido a nuestra existencia al confrontarla con su opuesto, la muerte?

waking_life.jpg

Palabras clave:

Waking LifeRichard LinklaterExistencialismoSituacionismoSueño lúcidoDream argument


postal_navidad_vertical.gif

Palabras clave:

Copo de nieve de Koch


El cuerpo humano está obsoleto. Ésta es la premisa de la cual parte la controvertida obra del sexagenario performer. En la era de la información, junto a la expansión de la robótica y la proliferación de estudios biogenéticos, estamos cada vez más preparados para asumir la ciborgización. En los últimos tiempos, la tecnología se ha ido acercando progresivamente a nosotros, hasta invadir nuestro cuerpo (reloj-muñeca, auriculares-oidos, marcapasos-corazón, chip-alzheimer) con fines terapéuticos o simplemente como una extensión de nosotros mismos.

Stelarc nos propone una revisión del arcaico concepto del ser humano. Nos demuestra que no es más que una interfaz, y como tal podemos ampliar sus capacidades y rendimiento, sin olvidar que además, como sistema puede ponerse al servicio de otro, siendo susceptible de control. Nuevos usos y abusos del cuerpo.

stelarc_extra_ear_02.jpg

The extra ear, proyecto de oreja clonada he introducida en su brazo, que funcionará como receptor.

Palabras clave:

StelarcStelarc en Transmediale’07Norbert WienerWilliam GibsonJ. G. BallardDavid CronenbergGhost in the shellVelocidad de escapeLa Nueva Carne


Woman in a gas

16Dic07

homenaje_edward_hopper.jpg

Paisajes en Second Life, homenaje a Edward Hopper.

Palabras clave:

Edward HopperEdward Hopper y David Lynch, entre otros cineastas


Palabras clave:

Historia de InternetDARPA


A Ariel le ha crecido 2 gemelos quistes con forma humanoide y lacia melena. Sentadas a cada lado, rodeándole, le mantienen inmobilizada. Ellas se han encargado de callar sus pulsaciones. A 1 m de su teclado, sus dedos sienten la necesidad de saltar sobre el SHIFT+F5, INTRO, ESCAPE y repetir la rutinaria coreografía. Pero, sus dictatoriales siamesas no permiten que Ariel decida por ella misma.

La razón está allí, a 2m de ellas 3, la instructora acaba de presentarse. Con la puerta a sus espaldas, le pide explicaciones a Ariel, sobre la baja temperatura de la sala. Ariel, impávida y a la vez oprimida por sus 2 incidentes, no articula palabra. “I’ve got something you can never eat, I’ve got something you can never eat.”

Ante su pasividad, la instructora se dirije al simpático enano sin cuello que danza en total asincronía con las notas que vomita el tocadiscos: “Apple of Sodom”.

La instructora le insiste que disminuya la velocidad del ventilador. Sin abandonar el baile, el bajito sonriente vuelve a pulsar el “-“. A pesar de su inapelable obediencia, no logra alcanzar el calor que ella desea. “To cover me in snow, to cover me in snow”. Mientras el mercurio se niega a escalar grados, la música mancha la sala de gélido ocaso. (Repeat till she fades) “I’m dying, I hope you’re dying too”.

La mirada de Ariel emerge en la oscuridad.


Las agujas del reloj persiguen el segundo siguiente marcando el ritmo en un interminablemente desfile militar. A su paso, nuestras obligaciones diarias, esperando ser cumplidas, nos amenazan con apartarnos del sistema económico-social. Sistema que al nacer nos secuestró nuestra alma. En ese devenir del tiempo, olvidamos el principio de todo. El motor de nuestra vida empieza a desacelerar, y ese calor que nos proporcionaba se transforma en frialdad.

Onírica reflexión acerca de la salud cardíaca del ser humano actual.

Y en este preciso instante, mientras escribo, los habitantes de Uganda continuan sufriendo la antigravedad.

its_all_about_love.jpg

Ficha técnica:
Director: Thomas Vinterberg – País: Francia – Año: 2003 – Duración: 101′ – Género: Drama

Palabras clave:

Thomas VinterbergIt’s all about loveWeb oficial


Nivel 13

13Sep07

La espera

22Ago07

¿Qué hago aquí? Me pregunto mientras me balanceo al ritmo de los crujidos que articula la silla coja. Cuento hacia atrás 3, 2, 1, ¡0! ¡Me levanto! El resto siguen ahí sentadas frente a la puerta, esperando lo mismo que yo. Decido caminar alrededor de la linea que forman las 3 sillas. ¿Y qué espero yo? La respuesta debe encontrarse al otro lado de la puerta, pues esta sala está muerta, tan sólo es un espacio en blanco dónde accidentalmente han aparecido estos 3 puntos marrones alineados en el centro del vacío.

Se abre la puerta y oigo pronunciar mi nombre.

Al traspasar el umbral, me invade el olor a hierba fresca: estoy en la cima de un pequeño monte. Allá abajo, un mar calmo acaricia timidamente la orilla. Al fondo, en el lateral izquierdo, un velero rompe la armonía del azul. Ensimismada en el paisaje, descarto la multitud reunida en el valle y olvido la incertidumbre.

Alguien me ofrece un ademán cortés y me invita a seguirle. El silencio envuelve la montaña. La multitud abre un pasillo. Al final de éste, junto a la orilla, 3 orientales calvos vestidos con una impoluta túnica de algodón blanco. El del centro, más corpulento, y con una barba afilada negra, dirije su mano hacia mí.

El silencio se ve intimidado por la vibración de la “m” dentro de la cavidad bucal de la multitud. El ritual ha comenzado.

El sumo sacerdote me hace entrega del sobre, sellado perfectamente con un círculo rojo de cera que todavía desprende calor. Extraigo el pergamino y entre los cultos vocablos descubro la condecoración.

Levanto la mirada y les regalo un signo de agradecimiento, aun sin saber qué significa tal condecoración, ni conocer por qué he sido elegida.

¿Qué hago aquí?

En alta mar el velero se balancea.


Este libro, catálogado en las librerías en la sección de diseño, es el reflejo de las inquietudes que están apareciendo en diversos campos, quizás porque estamos entrando en un periodo de reflexión acerca del desarrollo de nuestro sistema capitalista, en el que la perversión económica, incluso, ha trasgiversado paradójicamente el lema menos es más, para incorporarlo como producto de marketing. Es por esta razón que recomiendo una lectura aérea, es decir, sobrevolar los textos que hacen mención a productos y marcas, pues este decálogo sobre la simplicidad, también está contaminado por el capitalismo; y en su contra, invito a extraer conclusiones propias acerca de la necesidad de incorporar en nuestro día a día, la filosofía que transmite este término.

En tiempos en los que el planeta nos suplica el cese de su exclavitud, no está de más aprender qué nos puede ofrecer la simplicidad.

Palabras clave:

Resumen del libroJohn MaedaMaeda StudioJohn Maeda MITBlog del libro

las_leyes_de_la_simplicidad1.jpg


Fragilidad

19Ago07

Haiku - Fragilidad


Tributo a Noam Chomsky


Kurt Hentschlager, artista interesado en el estudio del impacto de la tecnología sobre la percepción y conciencia del individuo. Entre sus obras, destaco Feed, entorno immersivo que provoca una sobreexcitación sensorial y pérdida total de la concepción espacial, acercando al individuo a la idea de ciberespacio, convenciéndole de la incapacidad de control sobre su propio cuerpo.

La performance empieza antes de entrar en la sala. Tú, como individuo que desea someterse a esta misteriosa experiencia, debes firmar un contrato en el que aseguras no padecer ningún síntoma epiléptico, ni patologías nerviosas, ni afecciones respiratorias, ni coronarias. Al firmar el contrato, te entregas a dicha experiencia.

Seguidamente, entras en la sala previamente aislada, en la cual debes elegir una de las 50 sillas dispuestas en fila, dirigidas hacia una gran pantalla. Aumenta la excitación al percibir en la sala, unos 5 asistentes estratégicamente posicionados.

Una vez los 50 individuos os habéis sentado afirmando que os entregáis a tan misteriosa experiencia, aparece una voz dándote la bienvenida y recordándote de nuevo el peligro que puede causar la exposición a ésta. En tal caso, si empiezas a sentirte indispuesto durante lo 50 min de experiencia, debes acercarte despacio al asistente más cercano para que te ayude a abandonar la sala. La voz te desea un buen viaje e inmediatamente aparece el sonido envolvente, se apagan las luces, y se enciende la pantalla.

Allí un cuerpo en 3D, monocromo, famélico, desnudo y asexuado, flota en la nada. Incapaz de controlar su físico, cuyos movimientos viscosos, los provoca el medio y el sonido, que inunda la sala, que te rodea inexorablemente, a ti también. Progresivamente el sonido va teniendo cada vez más altibajos. Aparecen entonces en la pantalla, réplicas flotantes del primer cuerpo. Todos, golpeados por las puntas de sonido que cada vez son más pronunciadas. La pantalla, entonces empieza a apagarse y a encenderse, a intervalos progresivamente menores. Tú, ya has pasado a otra fase: has perdido los límites de la pantalla. Ahora ves los cuerpos flotando en el mismo espacio que estás tú. Percibes los golpes del audio en tu cuerpo. Se ha establecido un vínculo sensorial con los seres flotantes.

Se apaga la pantalla. Quedan todavía 30 min de exposición.

feed_pantallanegra.gif

Desde el suelo y alrededor de tu silla, oyes y ves aparecer, fuentes de niebla invadiendo tu espacio. Estás aislado. Sólo te ves a ti mismo encerrado entre etereas paredes blancas. Ni siquiera eres capaz de ver a las personas que estaban sentadas a derecha e izquierda, ni a la de delante ni atrás! El pulso se te acelera, una sensación claustofóbica te invade instintivamente. Aceptas el aislamiento, deseando que la experiencia vaya a más!

Ha llegado el momento: acabas de entregar definitivamente tu cuerpo a esta nueva realidad.

El humo blanco empieza a desvanecerse y entre los huecos se filtran haces de luz estroboscópica, mezclada con ultrasonidos.

Has perdido el control de tus sentidos. Ahora el medio y el audio te dominan. Tus ojos son incapaces de ver con objetividad: ves con el cerebro.

Los pulsos de luz intermitentes provocan en tus neuronas un espacio tridimensional en movimiento constante: lineas y puntos se desplazan en perspectiva rodeándote. Tanto si miras hacia delante, como hacia atrás, o los lados. Si parpadeas, cambias la percepción de ese nuevo espacio: las lineas se juntan, se separan, cambian de grosor, incluso de color, de intensidad. Aunque cierres los ojos, lo ves. Tú estás allí, en la realidad virtual. Te es imposible escapar, porque ni eres capaz físicamente, ni tampoco deseas hacerlo. Estás en trance, en éxtasis con el medio. Eres parte de esa inmaterialidad.

Sensación virtual insospechadamente placentera que provoca un éxtasis incomprensible, que perdura días después de haberla vivido.

(Por supuesto, la cámara, desprovista de cerebro, no capta más que el cambio de la intensidad de luz)


El chirriante sonido de la tapa del banco de madera me subyuga. Ya tengo un pie dentro, ahora el otro.

La oscuridad me acoje, la luz se desvanece.

Ya estoy dentro.

entre_las_vetas_cap12.gif

Huele a rancia madera.


Levanto la mirada, y allí está ella, presidiendo el centro de la sala. Una bata impoluta me recuerda que es la instructora.

Sus pensamientos salpican mis neuronas aún extasiadas, hasta verse inundadas por la inexorable realidad: he de volver.


Las efímeras líneas que dibujan mis manos son registradas por mis atónitos ojos. Despierto de ese estado hipnótico: mis manos sostienen mi minúscula creación. Me deleito y enorgullezco.


Tal supremo conocimento se traslada a mis frágiles manos que obedecen las inequívocas instrucciones que dicta mi cerebro: busco la perfecta composición que encumbre a mi diminuta escultura a la deseable clasificación de arte.



borrando_la_historia.jpg


Para entender el nihilismo como consecuencia de una sociedad que ya no ofrece motivaciones. Sociedad erosionada e infértil como lo es el escenario paisajístico -badlands- de la in/acción de estos 2 jóvenes nihilistas.

Película que invita a la reflexión sobre las desconocidas aspiraciones de nuestra sociedad que se vanagloria de vivir en un presente continuo, descuidando, ignorante y egoístamente, su futuro. Así como a un análisis minucioso sobre las causas y consecuencias de la extendida plaga de la inapetencia, siendo nuestros jóvenes los más afectados.

Ficha técnica:

Director: Terrence Malick – País: USA – Año: 1973 – Duración: 95′ – Género: Drama

Palabras clave:

Terrence MalickBadlandsBadlands (el término)Nihilismo

malas_tierras.jpg


Absorto por la energía creativa que infiere en mí, descubro en una de ellas su secreto: la proporción áurea.entrelasvetas_cap05.gif


Para comprender mediante su estructura narrativa el patrón circular del alcoholismo, enfermedad que empuja al protagonista, un frustrado escritor, a encontrar su cura en el problema mismo.
Acertado guión que muestra conceptualmente esta obsesiva percepción circular.

Ficha técnica:

Director: Billy Wilder – País: USA – Año: 1945 – Duración: 101′ – Género: Drama

Palabras clave:

Billy WilderThe Lost WeekendCharles R. Jackson

dias_sin_huella.jpg


Grupo germano-austríaco compuesto por instrumentos de viento, cuerda, percusión y tan sólo uno electrónico, consigue aunar la música clásica y electrónica, recreando atmósferas sonoras que exhiben el disfrute de la escucha de la nada, así como de la saturación de sonidos.

En esta ocasión, homenagearon los contemporáneos e industriales: Xenakis, Throbbing Gristle, Fennesz, Alva Noto y Merzbow, entre otros.


Levanto la mirada y me percato de que: 1, 2, …, 3, 4, …, 5, 6 chavales de mi edad, casi clónicos, distribuidos en 3 bancos idénticos al mío, curiosean acompasados un juego de piezas de plástico igual que el que yo sostengo.

Dirijo de nuevo la mirada hacia el mío.

entrelasvetas_cap04.gif


Desprenden un áurea casi radiactiva. Blancura fluorescente que me invita a recogerla entre mis vírgenes manos y así poder acercármela para poder contemplar lo que deja entrever esa hipnótica áurea.

La tengo ya cerca de mi vista. La contemplo con devoción. Recorro las aristas de la pieza mayor y sigo por una cualquiera de las más esbeltas. Retengo en mi memoria la belleza de las líneas puras que dan vida a aquel inerte trozo de plástico.

He olvidado donde estoy.

03_brillo.gif